Cuatro negocios han sido suspendidos por parte de la Cofepris por no respetar su horario de funcionamiento en Solidaridad, luego que se permitió una hora más de operación por las noches durante el semáforo epidemiológico naranja.

Javier Toledo Alvarado, coordinador zona centro de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), informó que dichos negocios se excedieron en sus horarios de funcionamiento, medida para evitar la propagación del Covid-19.

Hemos sancionado lugares que se han encontrado fuera de la zona turística, han sido cuatro suspensiones, además del cierre por el horario, también por el protocolo Covid-19 y temas sanitarios”, dijo Toledo Alvarado.

Hay que recordar que una de las medidas que implementó en junio pasado el Gobierno del Estado, fue imponer como hora máxima de cierre las 22 horas para bajar los niveles de contagio por Covid-19; no obstante, a mediados de julio, tal imposición fue relajada y ahora se permite el cierre máximo a las 00:00 horas.

Lo anterior ocurrió luego que surgieron diversas inconformidades, principalmente entre los restauranteros que alegaron que en plena temporada alta de vacaciones de verano, no estaban teniendo suficientes ingresos económicos y, además, acarreaban los estragos de los cierres obligados ocurridos el año pasado, también por la pandemia del coronavirus.

Todos los establecimientos pueden cerrar a las 12 de la noche, cumpliendo los lineamientos vigentes para el estado de Quintana Roo”, puntualizó Toledo Alvarado.

La dependencia se encarga de vigilar el comportamiento de los establecimientos de bienes y servicios para que cumplan con lo que marcan las normas sanitarias por el Covid-19, de manera particular, que cumplan con los horarios de cierre no sólo en la zona turística, sino también en la parte popular de Playa del Carmen.

“Comentarles que los establecimientos estén pendientes de los lineamientos en el estado de Quintana Roo, pues estamos realizando la vigilancia y quien no cumpla será suspendido”, advirtió Toledo Alvarado.

Por editor