Lo conocí en constituyentes y federal, parado en la esquina, se notaba que no estaba seguro de seguir caminando. Me acerqué y le pregunté si necesitaba algo, no estaba seguro de si era débil visual o invidente total.
Admitió que no conocía la calle, que escuchó motores de trailer y mejor se detuvo a ver si alguien le ayudaba. Me preguntó que si había algún agujero o algún peligro en su camino, su destino era La floresta.
Como aún le faltaban 5 cuadras, me ofrecí a llevarlo. De ahí supe que es de Veracruz, que a los 13 años perdió la vista por retinitis pigmentosa, que estudió hasta el 5 semestre de psicología y que tiene 2 años en Playa.
Comí ahí, lo esperé y me ofrecí llevarlo a su segundo punto, La bamba jarocha, después visitará otros 4 o 5 lugares en la que los propietarios amablemente le dejan trabajar y volverá a su casa en Villas del sol. Dice que los choferes de tucsa lo reconocen y le pitan cuando lo ven en una esquina y le dicen “músico, súbete” lo que le facilita el transporte.
Su mayor miedo es el estado de las aceras, cayó en una registro sin tapa de CFE y se lesionó el pie por varios días, gran casualidad que es uno de los temas que le insisto al municipio que presionen para que logren solución.
Su nombre es Rodrigo Morales, 34 años, su pasión y modo de vida es cantar. Si quieren contactarlo para contratarlo para ambientar alguna carne asada o una reunión, pueden hacerlo al 984 322 9107. No usa whatsapp.
Se ofrece para dar clases de uso de bastón y lectura braille, quiere que otros débiles visuales tengan las mismas oportunidades de adaptación que él tuvo de niño.
* Está publicación es a solicitud de Rodrigo, desea que si lo ven en la calle lo ayuden y sean empáticos, que nos ayudemos entre todos y no se burlen o intenten aprovecharse de él.

Por editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.