Redacción / De Peso

COZUMEL, Q. Roo.- Una vida tiene un costo entre 600 y mil pesos para rentadoras de autos y motos en Cozumel, las cuales sin control entregan motocicletas a turistas que nunca en su vida han conducido una nave de ese tipo.

Un ejemplo es el mortal accidente del pasado 21 de enero en la Zona Norte de la Isla de Las Golondrinas, en el que Kyle Vogel y John George Aslanides, quienes arribaron a bordo del crucero Carnival Paradise, obtuvieron una moto en la Rentadora JM por 50 dólares sin contar con permiso para conducir estos vehículos.

Desgraciadamente Kyle Vogel se mató tras perder el control y estamparse contra la guarnición y un poste de concreto

Elementos de Tránsito y de Seguridad Pública sondeados esta semana en diferentes puntos de la mancha urbana se deslindaron de este problema, el cual dijeron debe ser atendido por el Imoveqroo.

Todo se trata de ganar una comisión para “enseñarte” a manejar la moto en cinco minutos, pero que puede producir lesiones de por vida y hasta muertes.

Los informantes chismearon que es posible ver a los comisionistas en el Centro “enseñando” a los turistas cómo conducir motocicletas minutos después de haber pagado la renta correspondiente

Por editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.