Cuando haces una compra digital, específicamente en modelo de preventa, lo normal es que recibas un reembolso para caso de que la canceles.

Es un escenario cotidiano en esta era de compras virtuales, pero si eres entusiasta de Nintendo, es nuestro deber avisarte que con esa compañía es imposible cancelar un pedido digital.

La noticia ha causado revuelo en Europa, donde Nintendo fue demandada por los organismos protectores de los derechos del consumidor de Alemania y Noruega, pues la política de la compañía de no aceptar cancelaciones choca con la Directiva sobre los Derechos de los Consumidores de la Unión Europea, en donde está previsto que los consumidores pueden solicitar reembolsos después de cancelar una compra online.

Desafortunadamente para los consumidores, el fallo judicial fue a favor de Nintendo y la empresa es libre de seguir aplicando su política en territorio europeo.

Ante este escenario, solicitamos a Nintendo una postura oficial en relación con nuestro territorio, pues para muchos puede resultar incierto que esa política esté presente en otras regiones del mundo.

Por editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.