La Capitanía de Puerto informó que el apercibimiento es de manera verbal y no han llegado a la multa económica.

Un total de 12 prestadores de servicios acuáticos han sido apercibidos por la Capitanía de Puerto por sobrepasar su capacidad en sus embarcaciones que, ante la situación sanitaria, no pueden ir a más del 50%.

Genaro Narváez Hernández, capitán de Puerto de Playa del Carmen, comentó que el apercibimiento es de manera verbal y no han llegado a la multa económica, la cual es por arriba de los mil Unidades de Medida y Actualización.

Estamos apercibiendo a embarcaciones que realizan actividades que no están permitidas, es decir, que llevan más del 50% en sus embarcaciones cuando prestan sus servicios con turismo náutico, esto es desde marzo, unos cinco meses, y llevamos 12 embarcaciones”, comentó Narváez Hernández.

El funcionario dijo que no tienen fecha aún para terminar con este tipo de restricciones, pues son medidas que han tomado desde nivel federal para evitar la propagación del Coronavirus.

En Playa del Carmen son más de 800 los permisos náuticos para operar en altamar, principalmente con el servicio turístico. Debido a la contingencia sanitaria, el funcionamiento de la Capitanía de Puerto es de manera parcial y esperan retomar actividades hasta el mes de agosto de manera total, en caso que no haya otra disposición.

Asimismo, de acuerdo con las medidas por el Coronavirus, están extendiendo la prórroga para la actualización de permisos para aquellos prestadores que durante la contingencia les expiró.

Los permisos se pueden renovar hasta el mes de septiembre, pueden andar sin ellos por ahora, pero ya luego tendrán que renovarlos”, dijo, y agregó que en esa condición se encuentra el 30% del padrón de náuticos.

La actividad náutica no ha dejado de funcionar en Playa del Carmen porque con la contingencia, los operadores podían salir a altamar para la captura de escamas al ser una actividad esencial y con la nueva normalidad sólo tienen la restricción máxima al 50% de la capacidad de las embarcaciones, las cuales tienen una capacidad promedio de ocho personas.

Narváez dijo que los prestadores de servicios acuáticos han estado en general, haciendo caso a las medidas que ha impuesto la autoridad.

Por editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.