El movimiento tuvo una intensidad de 5,1 y que ocurrió a las 8:07 de la mañana; no se reportan hasta al momento personas lesionadas.

Sparta.- Carolina del Norte fue estremecida el domingo por el más potente terremoto en 100 años de su historia, un sismo que meció viviendas y negocios.

El Servicio Nacional de Meteorología en Greenville reportó que el sismo tuvo una intensidad de 5,1 y que ocurrió a las 8:07 a.m., poco después de un movimiento mucho más leve.

No se reportaron heridos ni daños inmediatamente.

Es el sismo más potente que afecta a la zona desde uno que tuvo lugar en 1916 y que tuvo una intensidad de 5,5, según el Servicio Geológico de Carolina del Norte.

El movimiento telúrico, cuyo epicentro fue en el condado de Alleghany, se sintió tan lejos como Carolina del Sur y Georgia, según publicaciones en las redes sociales.

Los terremotos se vuelven destructivos en una magnitud de 4,0 a 5,0, dependiendo de las variables. Un terremoto de magnitud 5,3 se considera un terremoto moderado.

La agencia emitió una alerta verde, lo que significa que hay una baja probabilidad de víctimas y daños.

El concejal Cole Edwards también se despertó de golpe por el terremoto, dijo. No hubo daños en su casa, pero rompió algunos platos y derribó algunas fotos de la pared, indicó.

“Hemos tenido mucha gente asustada esta mañana”, afirmó el alcalde. “Ese fue el más intenso que hemos tenido”.

El terremoto se a originó a una profundidad estimada de 9,1 kilómetros, que se considera un terremoto poco profundo. Los terremotos de menos de 69 kilómetros tienden a ser más destructivos que los más profundos.

Los residentes se expresaron asombrados.

No pasó ni un minuto y ya empezó todo a columpiar de lado a lado”, expresó Michael Hull, residente de Sparta.

“Tarda un minuto hasta que uno se da cuenta y entonces uno ya ni lo cree. Y después se acabó. Fue muy fuerte, como si Dios hubiese movido la montaña”, expresó Hull.

Karen Backer, residente de Greensboro, dijo que al principio pensó que era su compañera de casa tocando a la puerta.

“Pero no, eran las puertas del escaparate abriendo y cerrando. Mis vecinos dicen que sintieron a todo el edificio moverse”, afirmó Backer.

Por editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.