Alejandra Aguirre Crespo, secretaria de Salud del estado, informó ayer que la entidad aún se encuentra en espera de medicamentos que el Insabi tiene pendiente entregar para cubrir la cuota de 2020 y subsanar el desabasto que hay principalmente en hospitales generales e integrales.

Informó que hay 100% de antirretrovirales y de medicamentos para enfermedades crónicas, 75% para salud mental, 60% en hospitales generales y 45% en los nosocomios integrales.

Detalló que el desabasto se debe a que aún no llegan a la entidad 686 claves de medicamentos, pues el Insabi aún no los envía.

Por otro lado, informó que el periodo de mayor incidencia se presentó entre la segunda quincena de junio y todo el mes de julio. “En ese periodo se registró más de la mitad de los casos positivos ocurridos en la entidad”, dijo la funcionaria.

En lo más alto de la curva epidémica, el 31 de julio, la ocupación hospitalaria fue de 48% en Benito Juárez, 58% en Solidaridad, 60% en Cozumel, 50% en Othón P. Blanco, 22% en Tulum, 49% en Bacalar, 50% en José María Morelos y 100% en Felipe Carrillo Puerto.

Se pronosticó el rebaso de capacidad

En las prospecciones que realizaron al inicio de la pandemia, la autoridad estimó que la demanda de hospitalización iba a rebasar la capacidad instalada en Quintana Roo.

En el primer escenario más dramático se estimó un total de 22 mil 483 casos positivos y una necesidad de mil 192 camas en el punto más alto de la ola epidémica. Por lo que se decidió incrementar en un periodo de cuatro meses 600% la infraestructura hospitalaria y contar con 966 camas, de las cuales, 278 tendrían ventilación mecánica.

En otro tema, dijo que durante la emergencia, a través del programa Médico en tu Casa, se aplicaron más de 149 mil pruebas de detección de enfermedades como diabetes, hipertensión, entre otras. Se atendieron también a casi 60 mil personas de 145 localidades en las caravanas de salud.

Destacó que el 95% de los fallecidos por Covid-19 tenían al menos una comorbilidad, y que cerca del 95% de los recursos destinados a la reconversión hospitalaria han sido estatales.

Por editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.