Los estragos de la pandemia con los Juegos Olímpicos de Tokio 2021 llegaron hasta la cantidad de eventos que serán transmitidos, pues para esta edición habrá una disminución de un 30%, cifra que se verá compensada con una mayor producción de contenidos.

Para el jefe ejecutivo de los Servicios de Transmisión Olímpicos, Yiannis Exarchos, esto significa un reto que lo emociona.

“Nunca debes de dejar que la oportunidad que una crisis mayor sea inútil o no sea explotada. Observa los aprendizajes y cubre cada oportunidad para que cualquier cosa que hagamos lo hagamos de una forma que impacte menos al ambiente y a las ciudades sede”, señaló.

Exarchos agregó que esta es la oportunidad de invertir recursos de forma más inteligente a manera de encontrar nuevas formas de transmitir respecto a los métodos habituales.

“Queremos hacer más con menos. Queremos hacer contenido más emocionante, queremos redirigir recursos donde tiene sentido innovar, en nuevas formas de experimentar los Juegos y los deportes en lugar de gastar e invertir en flujos tradicionales de transmisión”.

Uno de los objetivos es poner a los televidentes con una perspectiva distinta a las veces anteriores, llevándolos a sentir lo que es ser un atleta olímpico.

Con la pandemia se aceleró la adopción de la producción remota y las transmisoras se vieron forzadas a innovar con su trabajo diario en casa. Además, el necesidad de mantener la sana distancia en Tokio significó que los recintos cuenten con 30% menos de espacio para los medios.

Por editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.