Las autoridades de Japón han detectado cinco casos de infecciones de la nueva variante del coronavirus conocida como “doble mutante” (variante B.1.617 del virus del SARS-CoV-2) e identificada inicialmente en la India a finales de marzo.

Se trata de los primeros casos registrados en territorio nipón, considerada más contagiosa y en parte responsable de la mayor ola de contagios que afronta ese país, que superó en la víspera las 300 mil infecciones diarias.

El país afronta desde hace semanas una cuarta ola de contagios, lo que ha llevado al Ejecutivo nipón a declarar un nuevo estado de emergencia sanitaria en Tokio y otras tres regiones, las más afectadas por la pandemia.

Dicha medida iniciará desde el domingo 25 de abril y concluirá el 11 de mayo donde se va a proceder al cierre de negocios como bares, restaurantes y centros comerciales.

Katsunobu Kato, ministro portavoz del Ejecutivo japonés, afirmó que las autoridades niponas están tomando “amplias medidas” para prevenir las infecciones, entre las que se incluyen la recogida de la información genómica del virus (conjunto completo de ADN dentro de una sola célula de un organismo) y “el refuerzo y vigilancia de los controles fronterizos”.

Japón aplica desde finales del pasado diciembre el cierre total de sus fronteras para la entrada de visitantes extranjeros, y solo permite el ingreso en el país de ciudadanos nipones o foráneos con estatus de residentes.

Por editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.