Morelia, Mich. En las últimas dos semanas han sido asesinadas 10 mujeres en Michoacán. Dos de ellas decapitadas, una degollada, otra envenenada, y el resto fueron ultimadas con arma de fuego, con armas punzocortantes o asfixiadas. En lo que va del año 140 mujeres han muerto violentamente, de las cuales 11 fueron clasificadas como feminicidios, informó la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

Danna Kennet, de 24 años, fue asesinada en Zitácuaro; había desparecido el 26 de junio y un día después su cuerpo amaneció cerca de un riachuelo. Además de ser degollada presentaba el tiro de gracia.

Ese mismo 24 de junio desaparecieron en Tepalcatepec Anahí de 24 años y Lizbeth de 22. Fueron decapitadas y localizadas dentro de una camioneta en un baldío rumbo a Coalcomán.

Mientras que Lizeth, de 24 años, fue víctima de secuestro en el municipio de Los Reyes, luego fue trasladada a Guadalajara, donde la localizaron en los baños de una gasolinera gravemente intoxicada. Falleció en un hospital el 18 de junio.

El resto de las personas de sexo femenino ultimadas fueron localizadas en los municipios de Charo, Zamora (dos), Puruándiro, Tarímbaro y Uruapan.

En el periodo 2006 a 2015 en Michoacán les quitaron la vida violentamente a 769 mujeres; mientras que de 2016 a 2021 (5 años y medio) sumaron mil tres. En el primero de los casos, el promedio anual de homicidios de mujeres fue de aproximadamente 72 al año, y en los últimos cinco años y medio el promedio anual de mujeres muertas violentamente ha sido de 166.

Cuando tomó posesión como gobernador, en octubre de 2015, Silvano Aureoles Conejo expresó su indignación porque en la década reciente casi 800 mujeres habían sido asesinadas. Es por ello que solicitó al entonces secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, declarar alerta de género en la entidad, lo que se convirtió en realidad varios meses después al incluir 14 municipios michoacanos, pero los resultados fueron totalmente adversos a lo esperado.

Por editor