Diversos factores genéticos y ambientales pueden causar la aparición de la psoriasis, y nadie está exento de ella; aquí te explicamos lo que debes saber

Kim Kardashian, una de las modelos y socialités más conocidas del mundo, reveló hace unos años que padece de una enfermedad que muchos consideran podría afectar tanto su vida personal como su carrera frente a los reflectores; según anunció ella misma en su momento, padece de psoriasis. Lejos de detenerla, esto ha logrado crear conciencia alrededor de un padecimiento que una gran parte de la población podría encontrar en algún momento de su vida.

La piel es el órgano más grande del cuerpo, además de una de las primeras líneas de defensa contra el mundo exterior y uno de los indicadores que por su color, manchas, temperatura u otros factores nos permite identificar diversas afectaciones a nuestra salud; cuidarla es de suma importancia.

Según datos de la Secretaría de Salud en México, alrededor de 2.5 millones de mexicanos padecen de psoriasis, una de las enfermedades más comunes en la piel que de tratarse oportunamente pueden reducirse sus repercusiones en la vida de quienes la padecen.

Se caracteriza por la aparición de manchas rojas en el cuerpo que pueden llegar a causar comezón e irritación, sobre todo en las áreas de articulaciones como los codos y rodillas, pero también afecta otras áreas como el cuero cabelludo.

Entre las causas más comunes de la psoriasis está una reacción del sistema inmune que lleva a que la piel se regenere a un ritmo anormalmente rápido, causando además de las conocidas manchas rojas posibles afectaciones en uñas y articulaciones. Aunque no es contagiosa ni tampoco hereditaria, esta condición si puede estar causada por factores genéticos.

Aunque todavía no se han reconocido completamente los factores que contribuyen a la reacción del sistema inmune, investigaciones no han descartado que los factores genéticos puedan tener tanta importancia como los ambientales. Entre algunas de las casas que se reconocen son el clima, especialmente el frío; infecciones en la piel, lesiones, quemaduras, picaduras de insecto, el tabaquismo, alcoholismo y la exposición a ciertos tratamientos para otras enfermedades.También el estrés es considerado como uno de los factores que pueden provocar la aparición de enfermedades en la piel como la psoriasis.

En muchas personas el padecer psoriasis puede ser a su vez causa de una baja autoestima o depresión debido a inseguridades por el aspecto de su piel, las cuales pueden extenderse por los años donde esta afección está presente. Afortunadamente existen tratamientos que permiten controlarla como es el caso de la fototerapia, la cual puede ser usada a cualquier edad, incluso por mujeres embarazadas.

La psoriasis también puede ser combatida con tratamientos orales o aplicados directamente en las zonas afectadas como cremas y ungüentos; esto dependerá de que el médico evalúe su tipo y gravedad. Todos estos están diseñados para detener o reducir el crecimiento anormal de las células de la piel, pero es común que quienes padecen psoriasis deban pasar por varios de ellos antes de ver resultados concluyentes.

Es importante reconocer que la psoriasis puede surgir como un precedente de enfermedades mayores como la obesidad, la diabetes, enfermedades del corazón u otras respuestas autoinmunes, por lo que atenderla a tiempo no solo mejoraría el diagnóstico para tu piel sino que ayudaría a descartar otros riesgos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.