Los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden, por separado, coinciden en no considerar el confinamiento e invitan a rezagados a vacunarse.

Los gobiernos de México y Estados Unidos adelantaron que no cerrarán actividades ante la aparición de ómicron, la variante de coronavirus que desató la preocupación internacional. Los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden señalaron, por separado, que acelerarán la vacunación en jóvenes y en personas rezagadas.

El presidente López Obrador aseguró que no hay elementos de preocupación ni motivos de riesgo frente a la variante del coronavirus SARS-CoV-2. En la mañanera desde el 28 batallón militar en Oaxaca, el mandatario afirmó: “No debemos de espantarnos, porque hay mucha incertidumbre y todavía ni siquiera se sabe el grado de peligro que representa en cuanto a contagios y fallecimientos.

“Decirle a todos los mexicanos que estamos llevando a cabo un seguimiento, que no hay elementos para preocuparnos, no hay motivos de riesgo de acuerdo con los reportes que me han entregado los especialistas. Sí hay mucha información en los medios, pero no debemos de espantarnos porque hay información no confirmada.

Eso es lo que puedo decir, no hay todavía información sobre si esta variante es más peligrosa que las otras, no existe eso”, dijo. En tanto, adelantó que no se tienen contemplados cierres de actividades porque se ha avanzado mucho en la estrategia de vacunación, la cual incluso se va a intensificar.   Dijo que el país está preparado para enfrentar la llegada de ómicron y su gobierno se mantiene atento para cuidar a la población. “Vamos a informar, tenemos una reunión como todos los lunes, vamos a estar con todo el equipo de salud y ahí nos van a presentar un informe”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.