Una tía de parte materna de Luis y Erick Zapata confirmó la noticia sobre los jóvenes que se encontraban detenidos desde finales de junio, imputados de agredir sexualmente a una menor

Luego de más de seis meses de arresto en México, los hermanos Luis y Erick Zapata fueron liberados tras declararse culpables y llegar a un acuerdo en el caso por supuestamente agredir sexualmente a una joven mientras se encontraban de vacaciones junto a sus padres en Cancún.

La información fue confirmada a El Nuevo Día por la tía de los jóvenes, Marisol Colón Aponte.

“Fueron liberados, gracias a Dios”, expresó Colón Aponte por escrito.

El jueves pasado, el papá de Luis y Erick, Ángel Luis Zapata, confirmó que sus hijos aceptaron un acuerdo para declararse culpables a cambio no cumplir pena en la cárcel, y que incluía un supuesto pago de $15,000 “o un poco más” al Estado y una compensación que el hombre no quiso revelar a la alegada víctima en el caso.

Según Zapata, el acuerdo alcanzado con la fiscalía, y que tenía que ser refrendado por un magistrado en una audiencia que no tiene fecha, estuvo “sobre la mesa” desde temprano en el proceso, pero indicó que finalmente se aceptó por recomendación de sus abogados.

Colón Aponte fue una de las que celebró la liberación de los hermanos en las redes sociales.

“Gracias pueblo de Puerto Rico por creer en la inocencia de nuestros jóvenes. A los mercaderes del odio gracias, porque el pueblo de Puerto Rico sabe quién ayuda de corazón y quién no”, expresó Colón Aponte en una publicación en Facebook.

El padre de los jóvenes también se expresó en su página con el siguiente mensaje: “Dios es bueno, escuchó mis oraciones. Muchos sentimientos juntos, lloramos de alegría Jesús yo confío en ti. Mi mejor regalo de Navidad de toda mi vida. Fin de un mal capítulo”.

Inicialmente, se alegó que los dos jóvenes abusaron de una menor de 17 años en el área de la playa del hotel Barceló en la Riviera Maya. Luego, los cargos de violación se retiraron y la Fiscalía de Quintana Roo les imputó cargos por actos lascivos. La supuesta agresión ocurrió luego de un intercambio entre los hermanos y la joven, vecina del estado de Mérida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.