El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de Perú, Ernesto Bustamante, señaló que la llamada se produjo el pasado jueves, antes de que el nuevo canciller César Landa tomara posesión de su cargo.

La cancillería peruana habría expresado su inconformidad al gobierno de México por las declaraciones hechas por el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia matutina del pasado lunes 7 de febrero, donde señaló que “el conservadurismo” en ese país “está haciendo labor en contra del gobierno legal, legítimamente constituido”.

La protesta ocurrió el pasado jueves, de acuerdo con una entrevista que el diputado opositor Ernesto Bustamante, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de Perú, concedió al diario El Universal.

Según el legislador, perteneciente al partido Fuerza Popular de la excandidata presidencial Keiko Fujimori, el presidente “maltrató” con sus palabras “la independencia política y democrática de Perú”.

Bustamante declaró al rotativo que el nuevo ministro de Relaciones Exteriores peruano, César Landa, llamó al embajador de México en ese país, Víctor Hugo Morales Meléndez, para reclamar por las palabras del mandatario.

Mencionó que comentó el tema con el canciller personalmente el pasado jueves, cuando rindió protesta en el Congreso: “Me dijo el jueves por la mañana que más temprano esa mañana se había comunicado con el embajador de México en Perú y que le había manifestado su extrañeza, su mortificación. La palabra exacta no la recuerdo. Pero que se había comunicado con él respecto de las declaraciones que estaba manifestando el presidente López Obrador”.

El diario asegura que cuando buscó al embajador para que ofreciera una posición sobre el tema, éste señaló que primero “tendría que tener el visto bueno de la Dirección de Comunicación Social de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México”.

Bustamante declaró a El Universal que luego de conocer la declaración del presidente mexicano el pasado lunes, envió una nota a la cancillería peruana como presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, en la que exigió que el gobierno de México explicara la naturaleza de estas “declaraciones anti—peruanas”.

En su conferencia matutina del pasado lunes, el presidente López Obrador aseguró que los peruanos decidieron dar su voto al presidente Pedro Castillo, “pero los conservadores son iguales en todos lados, unos más burdos, otros más hipócritas, son demócratas cuando les conviene”.

“Cómo es posible que se lleven a cabo elecciones hace seis meses, que toma posesión y ya intentan destituirlo. Hizo cambios en su gabinete hace tres o cuatro días y de inmediato salió una protesta en todos los medios”, señaló.

“Esto es como cuando coleccionábamos figuritas en los álbumes, así me pasa a veces cuando veo lo que está pasando en otros países, ya nada más digo: Esta ya la tengo, porque se repite”, comentó el presidente.

Preguntado sobre si México podría ampliar el apoyo que brinda a Perú, López Obrador respondió que su administración ayuda siempre a gobiernos legal, legítimamente constituidos, con cuidado de respetar los principios de no intervención y de autodeterminación de los pueblos: “Pero sí nos gusta defender, o sea, somos partidarios de defender a quienes luchan por la justicia y por la democracia, quienes luchan por transformaciones, por cambios”.

El 14 de diciembre del año pasado, la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de Perú envió un oficio “urgente “al entonces canciller, Óscar Maúrtua, para que explicara la “veracidad y pertinencia” de las declaraciones del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien en su conferencia matutina informó que había enviado una comisión de funcionarios mexicanos a Perú.

El mandatario aseguró que el presidente Pedro Castillo había solicitado el apoyo del gobierno mexicano, por lo que el 8 de diciembre de 2021 acudió una delegación encabezada por el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, acompañado por la subsecretaria de Bienestar, Adriana Montiel, así como de la encargada de proyectos de apoyo a países extranjeros de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

En ese contexto, Ernesto Bustamante, aseguró que las actividades llevadas a cabo por la representación mexicana “constituirían una clara intromisión en los asuntos internos del Perú”.

En un comunicado, la Secretaría de Hacienda de México informó que la visita se llevó a cabo para plantear al presidente Pedro Castillo diversas propuestas de carácter económico en apoyo a la economía de ambos países.

La dependencia aseguró que las reuniones que se realizaron con el Presidente de Perú y su gabinete también incluyeron un intercambio de experiencias sobre la implementación de programas sociales en apoyo a diversos sectores de la población, varios de los cuales ya existen en ese país, como el de apoyo a adultos mayores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.