España solo enviará armas a través del mecanismo europeo, ha asegurado el presidente en una entrevista en TVE

España está dispuesta a asumir el coste económico que puedan tener las durísimas sanciones de la UE a Rusia por la invasión de Ucrania. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, fue durísimo en una entrevista en TVE con Vladímir Putin, el autócrata ruso, y dejó claro que lo que se está dirimiendo en esta batalla no es solo la soberanía de Ucrania sino el propio modelo democrático europeo, que en su opinión Putin rechaza. Sánchez avisó al líder ruso: “Putin tiene que ser consciente de que estas sanciones van a durar hasta que retire todas sus tropas de Ucrania, de toda Ucrania”.

El presidente español auguró un largo conflicto de la UE con Rusia, que sin duda tendrá consecuencias económicas, por lo que ya se está planteando algunas medidas como posibles bajadas de impuestos a la energía que intentará pactar este miércoles en el Congreso. Sánchez insistió mucho en la idea de la unidad política y agradeció en particular al PP su respaldo al Gobierno.

Sánchez, que preside un Ejecutivo de coalición con un socio, Unidas Podemos, que recela de la OTAN, dejó muy claro que España, al contrario que otros países europeos, no tiene previsto enviar armas a Ucrania de manera directa. Lo está haciendo, explicó, a través del sistema de la Unión Europea, en el que participa España, que permitirá enviar hasta 450 millones de euros en “material ofensivo”. Pero no como país, sino como parte de la UE.

Sánchez cree que Putin se ha equivocado porque pensó que la UE se dividiría, y sin embargo ha encontrado un bloque sólido como también cree el presidente que sucede en España, donde esta vez no ha habido tensiones políticas significativas.

“Estamos siendo testigos de una amenaza a los valores europeos. El origen del conflicto es que Putin no acepta la UE, lo que representan los valores europeos, la consolidación de la democracia. Esto es lo que él ve como una amenaza. Putin trata de dividir a la UE y se ha encontrado una UE que ha sido tajante. Aquí no se juega solo la integridad territorial de Ucrania sino la seguridad del proyecto europeo”.

“Es muy importante la unidad, agradezco el apoyo de la oposición, he recibido el consejo de todos los expresidentes, de distintas ideologías”, sentenció Sánchez, que ha contactado con todos este fin de semana. “El mayor regalo a Putin sería la división”, remató.

“Putin encarcela a la oposición en Rusia, persigue a los medios, y fuera quiere hacer lo mismo. Estamos en un intento de cambio tectónico de las relaciones internacionales. Pero hoy vemos las sanciones y sus consecuencias. El rublo se ha pegado un batacazo. Las sanciones se van a ver agravadas y probablemente tomemos más”, remató.

Además, el presidente anunció que España dará facilidades a los 100.000 ucranios que hay en el país y los que puedan llegar para que puedan vivir y trabajar de manera legal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.