Amnistía Internacional ha demandado en la asamblea que desarrolla en Donostia más protección para mujeres y niñas en los conflictos bélicos, a la vez que ha exigido que se tenga en cuenta a las mujeres en las negociaciones de paz que ponen fin a las guerras.

En la primera jornada de la 48º Asamblea General Federal (AGF) de Amnistía Internacional, que se ha celebrado este sábado en el Kursaal de Donostia, la ONG ha reclamado más protección para las mujeres y las niñas en los conflictos bélicos, «en los que son violadas y degradadas para doblegarlas a ellas y a sus comunidades». La ONG también ha pedido que se tenga en cuenta a las mujeres en las negociaciones de paz que ponen fin a esas guerras.

En la asamblea han participado más de 250 socios y activistas y, ante ellos, Maribel Tellado, responsable del departamento de campañas de Amnistía Internacional del Estado español, ha descrito la violencia que sufren las mujeres en las zonas de conflicto: «En todas las épocas y continentes las mujeres son violadas y degradadas con actos de violencia sexual». Para ejemplificar esta violencia, Tellado ha mencionado, además de las violaciones, «la esclavitud sexual, los matrimonios forzados y otras atrocidades contra mujeres y niñas».

Es lo que ha ocurrido en países como Etiopía, Siria, Bosnia o Colombia y ahora en Ucrania, donde Amnistía Internacional asegura tener casos documentados, como el de una mujer de un pueblo al este de Kiev que denunció que dos soldados rusos entraron en su casa, mataron a su esposo y luego la violaron repetidamente a punta de pistola mientras su hijo pequeño se escondía en un cuarto de calderas cercano.

Amnistía Internacional cuenta con varios equipos de investigación en el terreno y saldrán «muchos casos más», ha augurado

Además, la cita ha tenido como finalidad analizar y valorar el trabajo realizado en el último año, así como elegir diferentes cargos del gobierno de la organización.

Afganistán

En la asamblea ha participado Nilofar Bayat, activista, abogada y jugadora de baloncesto adaptado afgana que tuvo que huir de su país tras la vuelta al poder de los talibanes y que ahora vive en Euskal Herria.

Tras décadas de conflicto, las mujeres afganas habían logrado avances en sus derechos, pero estos han quedado anulados con la vuelta al poder de los talibanes, que han borrado a las mujeres de la vida pública.

La representante de Amnistía Internacional sostiene que esta opresión se debe a que «no se les permitió participar en los procesos de paz, no se les tuvo en cuenta».

Una vez concluidas las sesiones de este sábado han llevado a cabo una marcha que ha partido del Kursaal y ha concluido en el kiosco del Boulevard, donde la activista afgana ha reivindicado que las mujeres «queremos ser oídas, queremos tener voz y que se escuchen nuestras opiniones», al tiempo que ha instado a la comunidad internacional a proteger a las mujeres en los conflictos y a darles un papel en las mesas sobre los procesos de paz porque «sin mujeres no hay paz justa ni duradera».

Palestina ocupada

Este domingo, las jornadas se centrarán en el conflicto entre los palestinos y los colonos israelíes. Concretamente, el director de Investigación y Trabajo de Incidencia para Oriente Medio y Norte de África de Amnistía Internacional, Philip Luther, explicará las conclusiones del informe ‘El apartheid israelí contra la población palestina: cruel sistema de dominación y crimen de lesa humanidad’.

En este estudio «quedan documentadas prácticas como las confiscaciones masivas de tierras y propiedades palestinas, los homicidios ilegítimos, los traslados forzosos, las restricciones de circulación y la negación de la nacionalidad a la ciudadanía palestina que constituyen elementos de un sistema que según el derecho internacional equivale al apartheid», ha concluido Tellado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.