De acuerdo con UKG, los mexicanos son a los que más se les dificulta renunciar a un trabajo, pero también muestran más apertura a permanecer en la empresa si tuvieran una conversación sincera con los líderes, espacio que difícilmente se da en la práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.