El prototipo de Starship SN10 de SpaceX explotó hoy después de una maniobra de aterrizaje.

La explosión ocurrio en las instalaciones de SpaceX en Boca Chica, Texas, donde se buscaba demostrar los movimientos controlados por la computadora en los cuatro alerones aerodinámicos que nivelan el descenso del cohete antes del aterrizaje, según  The Verge.

La nave despegó con éxito, sin embargo, después de varias maniobras y segundos después de aterrizaje en un concreto, las cámaras capturaron una enorme explosión que envolvió en llamas este prototipo de SpaceX.

El prototipo se elevó aproximadamente unos 10 kilómetros de altura; los expertos fueron apagando los motores del cohete de forma gradual para lograr la breve caída libre en posición horizontal.

Elon Musk busca con los cohetes reusables Starship transportar tripulaciones de astronautas y de carga en misiones futuras a la órbita terrestre, la Luna y Marte; sin embargo, aún no se logra esta hazaña.

Con información de agencia

Por editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.