Miami decretó toque de queda luego de que los turistas formaran una gran aglomeración tras ilusionarse con el fin de la pandemia por la masiva vacunación en Estados Unidos.

Asimismo, informaron que los tres puentes que conectan la isla estarán cerrados al tráfico a partir de las 22H00, por lo que solo tendrán paso los residentes, trabajadores y huéspedes de los hoteleros.

“Esto es un asunto de seguridad pública”, dijo el administrador interino de la ciudad, Raúl Aguila, al anunciar las medidas.

Cabe mencionar que la decisión surge luego de semanas en las que armaron fiestas en Miami Beach; y es que hasta se han viralizado imágenes de riñas en restaurantes.

El jefe de policía de Miami Beach, Richard Clements, dijo que le preocupa que la situación se vuelva inmanejable.

“El jueves cientos de personas corrieron en determinado momento y arrojaron tablas y sillas como armas”, contó. “Esperábamos que fuera un evento de una sola vez, pero anoche hubo tres situaciones así y una joven resultó herida”.

Por editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.