La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) anunció que se alcanzó un acuerdo sobre un impuesto de sociedades que comenzará a regir desde el 2023 y que será del 15% a las multinacionales más grandes y rentables del mundo.

Este acuerdo recibió el apoyo de 136 países y se espera que permita redistribuir “más de 125.000 millones de dólares en beneficios de unas 100 de las multinacionales más grandes y rentables del mundo, que pagarán su justa parte de impuestos”.

Mathías Cormann, secretario general de la OCDE, celebró que todos los países del G20, Unión Europea y miembros de la OCDE hubiesen dado su visto bueno a esta propuesta que se presentará durante la próxima cumbre del G20 en Roma.

El detalle de esta medida se centra en dos puntos: el impuesto de sociedades mínimo de 15% es para empresas que facturan más de 867 millones de dólares anualmente y el impuesto es para que los ingresos vayan a los países de donde la empresa recibe los beneficios y no donde tiene su “sede social”.

“Este ambicioso acuerdo garantiza que nuestro sistema fiscal internacional está adaptado a la realidad de la economía digital y globalizada de hoy en día”, concluyó Cormann, calificando la decisión como “una gran victoria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.