La remota nación de Kiribati, conformada por varios atolones e islas en el océano Pacífico, ordenó este sábado la primera cuarentena en el país desde que se declaró la pandemia del covid-19, en marzo de 2019.

La decisión se tomó después de que al menos 36 pasajeros que llegaron en el primer vuelo internacional permitido en 10 meses resultaran contagiados de covid-19.

De acuerdo a lo señalado por el gobierno de Kiribati, las personas deben permanecer en sus casas y las reuniones sociales quedaron prohibidas.

Además de los 36 pasajeros, otras cuatro personas de la isla se contagiaron del virus. Hasta antes de la llegada de este vuelo, solo se habían reportado dos casos de contagio en el país.

Kiribati es uno de los países más aislados del mundo. Está ubicado a unos 5.000 kilómetros del continente más cercano (América del Norte).

A mediados de esta semana, el gobierno confirmó que 36 de los 54 pasajeros que habían llegado esta semana en el primer vuelo internacional autorizado desde enero del año pasado habían resultado positivos en la prueba para detectar el covid-19.

El gobierno también señaló que los demás pasajeros estaban siendo monitoreados por funcionarios de seguridad.

Se aclaró además que todos los pasajeros contaban con las dos vacunas.

Aunque la orden del gobierno se hizo efectiva este sábado se desconoce hasta cuándo durará.

Las personas en Kiribati no están autorizadas a dejar sus casas a menos que sea para servicios esenciales, como comprar alimentos y solo entre las seis de la mañana y las dos de la tarde.

“La única forma en que podemos combatir este virus es a través de la vacunación completa”, dijo la oficina del presidente Taneti Maamau en Facebook. “Se insta al público a completar sus dosis de vacunación para protegerse a sí mismos y a sus familias”.

No se sabe qué proporción de las 120.000 personas en el país han sido vacunadas por completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.