Al cierre del 2021, la relación comercial entre México y China podría superar los 90 mil millones de dólares, lo que representará un incremento de 23 por ciento en comparación con el año anterior.

Con el desarrollo de sus propias marcas y tecnología, China contempla a México como un mercado importante para la exportación de sus productos de este ramo; por lo que se espera la llegada de una mayor cantidad de bienes de origen chino al mercado nacional.

Amapola Grijalva, presidenta de la Cámara de Comercio y Tecnología México-China, comentó que gracias al “boom” que experimentó China en los últimos años en materia tecnológica; este país se ha abierto paso a mercados internacionales incluido México. “China ha funcionado como industria maquiladora de exportación: vendiendo partes y componentes al mundo entero y ensamblando productos. También se han encargado del diseño de sus productos hasta el control total de la última milla”, comentó.

En este sentido resaltó que China ahora cuenta con todo el control e integración de su oferta gracias al desarrollo de sus marcas con su propia tecnología, lo que le ha permitido a México disfrutar la llegada de estos servicios “de manera creciente”. En cifras generales de comercio exterior, la presidenta del organismo empresarial destacó que, al cierre del 2021 cerca del 85 por ciento de las importaciones provienen de China, en tanto el 15 por ciento son exportaciones desde México con destino al país asiático.

En datos preliminares, Grijalva comentó que la relación económica entre ambas naciones podría presentar un incremento de 23 por ciento al sumar 90 mil millones de dólares al cierre del año pasado; esto comparado con los 73 mil millones de dólares registrados en 2020. “El volumen total de transacciones entre México y China pensamos que será del orden de los 90 mil millones de dólares, de los cuales estimamos que el 85 por ciento son importaciones y 15 por ciento son exportaciones”, detalló Grijalva en entrevista para MILENIO.

En cuanto a los recursos destinados para la creación de más tecnología, la presidenta de la cámara empresarial apuntó que para el 2025 China contempla invertir el 3.2 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) para el desarrollo de tecnología, incluyendo las inversiones en investigación y ciencia. Unas de las compañías con mayor interés por el mercado mexicano es el fabricante tecnológico chino Huawei, quien en los últimos años ha buscado atender a una población con grandes necesidades de conectividad, señaló por su parte Carlos Morales, gerente de RP para Huawei División Consumo para Latinoamérica.

“Nuestra misión es llevar la experiencia digital a cada persona, hogar y organización para un mundo inteligente y totalmente conectado, y desde hace casi una década ofrecemos a los mexicanos equipos móviles accesibles, funcionales y sofisticados, democratizando constantemente el acceso a tecnologías como la Inteligencia Artificial en el dispositivo, cámaras múltiples, carga rápida y un entorno seguro”, señaló Morales.

En el caso de la telefonía celular, comentó que estos dispositivos se han vuelto muy populares y aunque, de acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones, la penetración de la telefonía móvil ha superado ya el umbral del 100 por ciento en México, aún hay una gran oportunidad de mercado en el país, muchos usuarios están migrando a gamas progresivamente más altas y con más funciones.

“Considerando este panorama y que Huawei es uno de los principales inversionistas en Investigación y Desarrollo en el mundo, estamos en una excelente posición para dar a los usuarios lo que necesitan”, manifestó el directivo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.