El Ministerio de Justicia ruso informó este mediodía en un comunicado de que ha revocado el registro de 15 organizaciones extranjeras, entre ellas Amnistía Internacional y Human Rights Watch.

Las unidades rusas de las organizaciones, entre las que se encontraba también la Fundación Carnegie para la Paz Internacional, “fueron excluidas debido al descubrimiento de violaciones de la legislación vigente de la Federación Rusa”, según el comunicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.