El caso ha conmocionado al país, donde más de 10 mujeres son asesinadas al día. Ayer, se hizo público un vídeo de las cámaras de seguridad del motel que mostraba que la joven entró al motel.

Dos funcionarios de la Fiscalía del estado de Nuevo León han sido despedidos por “omisiones y errores” en la búsqueda de Debanhi Escobar, la joven de 18 años fue encontrada muerta la semana pasada en el norte de México tras desaparecer el pasado 9 de abril. El caso ha conmocionado al país, donde más de 10 mujeres son asesinadas al día.

El cuerpo de Debanhi, estudiante de Derecho, fue localizado el pasado jueves en una cisterna de un motel cercano al lugar donde un taxista la dejó y le tomó una fotografía que se hizo viral. En respuesta a la ola de indignación en las calles, el fiscal general de Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero, informó que la causa del deceso de la joven fue la “contusión profunda del cráneo”. Aunque prometió que la investigación llegará “hasta sus últimas consecuencias” y se castigará a los posibles responsables, el padre de la joven, Mario Escobar, cuestionó en el sepelio la versión de la Fiscalía, que primero manejó el caso como accidente. “La Fiscalía quiere mentir en un comunicado diciendo que murió de un hematoma, un golpe en la cabeza, y es mentira, es mentira total”, aseguró Escobar.Ayer, la Fiscalía hizo público un vídeo de las cámaras de seguridad del motel que mostraba que la joven entró al motel y finalmente se alejó de la cámara en la dirección donde se encuentran tres cisternas cerca de una piscina. El lugar donde se encontró el cuerpo de la joven en un tanque subterráneo de retención de agua había sido registrado varias veces antes de que finalmente se encontrara su cuerpo el jueves pasado después de que los empleados informaron un mal olor proveniente de la cisterna.

Algunos informes apuntaban a que la mujer habría muerto tras caer accidentalmente en una de ellas. Eduardo Villagomez, jefe médico forense, aseguró que la causa de la muerte fue un golpe en la cabeza. El caso sigue rodeado aún de diversos interrogantes. Uno de ellos por qué su cuerpo fue encontrado en un tanque, su bolso en otro y su teléfono celular y llaves en un tercero. Tampoco se sabe los motivos por los que la joven salió del taxi que la tendría que llevar a casa. Su padre acusa al taxista de “tocar los pechos” de su hija y ser el principal sospechoso.

El conductor, que ya ha sido interrogado, mantiene que Debanhi se bajó del automóvil por su propia decisión y que tomó la foto que se difundió en redes sociales para mostrar que salió con vida de su automóvil el 9 de abril en las afueras de la ciudad de Monterrey. Nadie la vio hasta el jueves pasado, cuando los investigadores lograron sacar su cuerpo de la cisterna.

El caso de Debanhi se ha visto como muestra de la doble crisis de violencia machista y de desapariciones en México, donde asesinan a más de 10 mujeres al día y hay más de 99.000 personas no localizadas desde 1964, según cifras del Gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.