Aunque está obligada a reparar el daño causado en la carretera federal, Fonatur deja en el olvido la obra.

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) abandonó totalmente las labores de rehabilitación del acceso y salida de Playa del Carmen, a pesar de estar obligada a la reparación, después de la destrucción de los tramos donde originalmente pasaría el Tren Maya.

Según un auto del juicio de amparo indirecto 884/2022 con fecha de 18 de mayo pasado, el juzgado primero de distrito, con residencia en Mérida, dejó fuera de la suspensión judicial los trabajos de la carretera federal 307.

“La carretera 307 que comprende del Municipio de Benito Juárez al Municipio de Tulum, en el Estado de Quintana Roo, necesita mantenimiento y reparaciones (…) De igual manera informa que dicho tramo no afecta a la suspensión otorgada en los presentes cuadernos incidentales, ya que resulta ser un tramo de territorio distinto al relacionado en la litis del juicio de amparo del cual derivan los presentes autos” (sic),

informó en su momento el órgano jurisdiccional en un auto dentro de la fecha mencionada.

No obstante en el acceso norte de Playa del Carmen los automovilistas libran un caos vehicular para ingresar o salir de la ciudad, punto donde no se observa ningún trabajador realizando labores desde hace más de un mes.

En el lugar, el caos vehicular se acentúa principalmente en horas de la mañana y noche.

Se añade un cierre del tramo de la carretera a la altura de la avenida 28 de Julio y 106, vías que sirven para ingresar tanto a la colonia Luis Donaldo Colosio Murrieta, como a la Nueva Creación y el fraccionamiento Villamar.

Fuentes consultadas en el ayuntamiento informaron que le corresponden las labores a Fonatur; a éste se le ha buscado pero no ha dado respuesta a las peticiones de información a través de sus representantes de comunicación.

Lenin Amaro Betancourt, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de la Riviera Maya, urgió concluir lo más pronto posible los trabajos para evitar el caos y molestias a los automovilistas, sobre todo porque está a la vuelta de la esquina la temporada vacacional de verano, que promete llenos totales.

Los trabajos para la edificación del Tren Maya tramo 5 sur iniciaron en 2021, sin embargo, ante el repentino cambio de ruta por petición de uno de los sectores empresariales, las obras fueron enviadas a la selva del poniente de Playa del Carmen, donde ambientalistas han emprendido una lucha judicial que actualmente mantiene suspendido los trabajos hasta que no se dicte sentencia dentro de un proceso de amparo indirecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.