México ha mantenido su atractivo como destino de inversión minera entre algunos ejecutivos del sector, a pesar de los crecientes riesgos normativos y políticos.

“Sigue siendo una de las mejores jurisdicciones mineras del mundo”, dijo Dan Dickson, presidente ejecutivo de Endeavour Silver, que concentra sus operaciones en México, en conversación con BNamericas.

Pero otras firmas han señalado su intención de mantenerse alejadas del principal productor de oro y plata de Latinoamérica, en medio de una creciente variedad de preocupaciones relacionadas con permisos, concesiones, nacionalización y restricciones a la minería a cielo abierto.

La administración del partido izquierdista Morena del presidente Andrés Manuel López Obrador ha adoptado un enfoque más estricto para los permisos ambientales, lo que ha derivado en una ralentización en el proceso de solicitudes, al tiempo que congela nuevas concesiones minerales y nacionaliza el litio.

La Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat) también se comprometió a bloquear nuevas operaciones a cielo abierto, mientras que el proyecto de ley reciente de un senador de Morena exige que se nacionalice toda la industria y que se prohíba la minería a cielo abierto.

APROBACIÓN DE PERMISOS

A pesar de los desafíos, ha habido desarrollos positivos en los frentes de permisos e inversión en las últimas semanas.

La Semarnat aprobó el lunes una solicitud de permiso para Media Luna (US$848 millones), de Torex Gold, el principal proyecto de oro de México.

“La recepción de la manifestación de impacto ambiental integral representa otro hito clave en la eliminación de riesgos del proyecto Media Luna, y demuestra aún más el apoyo continuo de las comunidades locales y el respaldo de los gobiernos estatal y federal de las facetas sociales y ambientales de este proyecto”, dijo la presidenta ejecutiva de la compañía, Jody Kuzenko, en un comunicado.

El mes pasado, Agnico Eagle Mines, una de las compañías mineras de oro más grandes del mundo, confirmó una inversión de US$1.160 millones en México, asegurando una sociedad en partes iguales con Teck Resources para avanzar en el activo de cobre y zinc de US$842 millones de San Nicolás, que el presidente ejecutivo de Agnico Ammar Al-Joundi lo describió como un “depósito de sulfuro volcánico masivo de clase mundial en una jurisdicción minera de primer nivel”.

TENDENCIA GLOBAL

Si bien la tramitación de permisos es más lenta que antes, esto refleja una tendencia mundial hacia regulaciones más estrictas, según el mandamás de Endeavor.

“Como se ha visto a nivel mundial, hay más presión para incorporar la sustentabilidad en la planificación comercial, lo que en última instancia es algo bueno”, señaló Dickson.

La compañía, que tiene dos minas en México y los proyectos de crecimiento Terronera (en la imagen), Pitarrilla y Parral en el país, buscó traer estándares más altos de sustentabilidad a México cuando se fundó la firma en 2004, agregó.

“Los gobiernos están aumentando las regulaciones en torno al medio ambiente y el trabajo, lo cual es un movimiento positivo. Como resultado, hace que los plazos de entrega sean más largos”, indicó el ejecutivo.

El enfoque de Endeavour para México ha sido desempeñar el papel de un buen ciudadano corporativo, pagando su parte justa de impuestos y colaborando estrechamente con las comunidades locales.

“Si juntamos todo, México es un gran lugar para hacer negocios debido a su geología, experiencia, estructura fiscal y regulaciones: todo está ahí y mantiene al país como líder en el espacio minero”, explicó Dickson.

Otras empresas están impulsando proyectos mexicanos, con firmas como Orla Mining, GoGold Resources y Endeavor que evalúan métodos de minería subterránea en proyectos previamente previstos como a cielo abierto, en parte como respuesta a un enfoque más estricto de las autoridades hacia la minería a cielo abierto.

AL MARGEN

Pero mientras algunas empresas siguen adelante con las inversiones mexicanas, otras se mantienen al margen en medio de la incertidumbre sobre la dirección política del país en los dos años restantes de la presidencia de AMLO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *