Mauricio Conde Olivares

La trayectoria de la Tormenta Tropical “Gamma” puso a prueba los mecanismos de protección civil en el estado de Quintana Roo, mediante los que se habilitaron 22 refugios en los municipios de Benito Juárez, Puerto Morelos, Solidaridad y Felipe Carrillo Puerto; y que demandaron la intervención en auxilio de la población de más de 5 mil personas entre representantes de los tres órdenes de gobierno y las fuerzas armadas.

Al cierre de estas líneas, se preveía que la tormenta tropical “Gamma” siguiera su movimiento hacia el norte-noroeste de Yucatán paralelo a las costas, por lo que su amplia circulación favorecerá potencial para acumulados de lluvias torrenciales a extraordinarias principalmente norte, noreste y noroeste de Yucatán, lluvias intensas en el norte y centro de Quintana Roo, así como en el centro y suroeste de Campeche.

En Quintana Roo, a lo largo del fin de semana se puso en marcha el Plan DN III por parte de la Secretaría de la Defensa Nacional y el Plan Marina con la Armada de México, coadyuvados por elementos de la Guardia Nacional y representantes de la iniciativa privada, lo que enmarcó un saldo blanco ante el éxito de las medidas preventivas para proteger a la población antes, durante y después de la trayectoria de este fenómeno hidrometeorológico, con base en los colores del sistema de alerta temprana.

Al sur del estado se registraron evacuaciones para evitar mayores riesgos a la ciudadanía , por ejemplo en Punta Allen, al tiempo que en la zona norte ocurrieron la caída -por los fuertes vientos- de árboles, anuncios espectaculares y postes eléctricos, por lo que intervino personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

La CFE atendiendo a sus planes específicos para la atención de emergencias, ya contaba con personal ubicado en puntos estratégicos, previo a que el fenómeno meteorológico se acercara en las costas de Quintana Roo y Yucatán, lo que permitió que las actividades de restablecimiento se ejecutaran en el menor tiempo posible, salvaguardando la seguridad de los trabajadores y de la ciudadanía.

Por instrucción del Director General de la CFE, se dispusieron en Quintana Roo 305 trabajadores electricistas, 48 grúas, 82 vehículos, 26 plantas de emergencias y 7 torres de iluminación.

CFE reportó que el total de usuarios afectados representaron el 11% del total de usuarios de la CFE en esta región.

Por lo pronto, debido a las afectaciones a los caminos y senderos de acceso ocasionados por la tormenta tropical Gamma, las zonas arqueológicas de Chichén Itzá y Ek Balam, en Yucatán, y Cobá, en Quintana Roo, permanecerán cerradas al público hasta nuevo aviso.

A su vez, los Aeropuertos de Quintana Roo registraron algunas demoras en vuelos e incluso el regreso del vuelo de Airfrance, en la ruta París-Cancún, se pospuso 24 horas, cumpliéndose la cita ayer mismo con el vuelo AF650 ante el gobernador Carlos Joaquín González y la Presidente Municipal de Benito Juárez, Mara Lezama; cabe aclarar que en Cancún de 260 vuelos registrados solamente fueron pospuestos 39 en el cumplimiento de sus horarios.

Incluso, este domingo el Aeropuerto Internacional de Cancún programó tiene 291 operaciones, el número más alto registrado desde el inicio de la pandemia, misma que hasta las 12 horas del 04 de octubre, en Quintana Roo se han notificado 9 mil 209 personas recuperadas, 8 mil 739 casos negativos, 475 casos en estudio, 12 mil 119 casos positivos y mil 683 defunciones relacionadas a COVID-19.

Las navieras reportaron la suspensión de sus rutas para no mover vehículos y pasajeros el pasado sábado entre Cozumel y el macizo continental. La Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (Apiqroo) informó que las empresas Transcaribe y Ultramar Carga suspendieron el cruce de vehículos hasta nuevo aviso, como una medida de seguridad ante los efectos de la tormenta tropical. Asimismo, suspendió operaciones Ultramar que tenía programado mover pasajeros entre Cozumel y Playa del Carmen, al dificultarse las maniobras en el macizo continental por el fuerte oleaje y viento; situación que se recuperó el día de ayer.

En otro orden de ideas y no por eso, menos importante, le informo que la Agencia Espacial Mexicana (AEM) dio a conocer que el primer nanosatélite mexicano AztechSat-1, cumplió al 100 por ciento con éxito su misión en la Estación Espacial Internacional (EEI).

Luego de la Sesión de Reporte de Cierre de este proyecto con la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de los Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés), el director general de la AEM, organismo descentralizado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Salvador Landeros Ayala, señaló que el nanosatélite mexicano fue incluido como uno de los veinte proyectos destacados, en las publicaciones oficiales de los “20 años de ciencia” de la EEI.

El AztechSat-1 realizó un innovador enlace intersatelital con la constelación denominada “GlobalStar”, en un experimento que, a nivel mundial, podrá significar que los nanosatélites del futuro ya no dependan exclusivamente de sus estaciones terrenas, traduciéndose en reducción de costos y mayor aprovechamiento de la vida útil de estos dispositivos.

Con apoyos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, el Clúster Espacial MX Space, y la Universidad Autónoma de Chihuahua, el artefacto fue desarrollado por jóvenes de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), y fue calificado por la NASA como de “excelente desempeño”, lo que nos llena de orgullo como país, subrayó Landeros Ayala.

Recordó que este proyecto conjunto AEM-NASA se lanzó el 5 de diciembre de 2019 desde Cabo Cañaveral, Florida, en un cohete “Falcon 9” de Space-X, llegó a la EEI luego de tres días de travesía en la cápsula “Dragon” y se desplegó a su órbita. Comenzó su misión espacial de interconexión satelital el 19 de febrero de 2020.

Por su parte, el coordinador general de Formación de Capital Humano de AEM, y jefe del proyecto AztechSat, Carlos Duarte Muñoz, confirmó, con información de la NASA, que todos los sistemas del nanosatélite encendieron de inmediato, logrando intercomunicarse con la constelación satelital Globalstar, a unos mil kilómetros por encima de su órbita, y continuar trasmitiendo hasta el día de hoy, con lo que este proyecto espacial completó al 100% su porcentaje de éxito.

Desde su primera fase de desarrollo, el AztechSat-1 logró aprobar las múltiples y estrictas pruebas de la agencia estadounidense, a lo que su Ejecutivo de Programas Espaciales de la División de Sistemas Avanzados de Exploración, Andrés Martínez, reconoció: “El desempeño del equipo mexicano ya es comparable al de muchos ingenieros de la NASA”.

Tras orbitar más de medio año la Tierra, a una velocidad aproximada de 27 mil kilómetros por hora (unos 7.6 kilómetros por segundo), en la conclusión de su misión, el dispositivo seguirá un protocolo programado para desintegrarse al entrar en contacto con la atmósfera terrestre, por lo que no se convertirá en basura espacial.

Landeros Ayala señaló que, junto con otros interesantes temas (como lo serán los anuncios de los siguientes nanosatélites mexicanos), los pormenores del proyecto espacial AztechSat-1 se expondrán a mayor detalle técnico en el “Primer Congreso Nacional de Actividades Espaciales” (CONACES), a celebrarse en formato virtual los próximos 7,8 y 9 de octubre, mismo que se transmitirá para todo público, por www.gob.mx/aem

Por editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.