El famoso personaje de la película Guardianes de la Galaxia, Baby Groot, ha sido trasladado de la ficción a la realidad, pues el sector de ingenieros y equipo creativo de Disney, conocido como Imagineering, diseñaron un robot autónomo con la apariencia de este pequeño personaje.

Asimismo, crearon su propia plataforma robótica bípeda independiente, la cual hace posible que Baby Groot camine y que posteriormente hará posible cumplir el plan a largo plazo de Disney llamado “Proyecto Kiwi”, el cual tiene como objetivo desarrollar robots autónomos que caminen e interactúen con el público en sus parques de diversiones.

Además de caminar, Baby Groot activa su movimientos en el momento en el que sus ojos perciben a una persona, esto gracias a sensores de movimiento que tiene en ellos. Además de eso, algunas de las interacciones que por el momento puede hacer son: bailar, saludar, buscar nueva gente con la cual interactuar, hacer posiciones de arte marciales, sentarse y pelear de forma adorable.

A diferencia de los robots animatrónicos que se encuentran en varios parques de diversiones, Baby Groot es diferente; pues él no se queda fijo en un solo lugar. Su única limitante hasta ahora es que va sujeto por un cable delgado que es usado para programar su movimientos e interacciones con los demás.

En un video publicado por el medio TechCrunch en YouTube, se aprecia a Baby Groot caminando, balanceando los brazos y haciendo diferentes movimientos que parecían imposibles hace unos años.

El desarrollo del robot autónomo de los llamados Imageeners de Disney ha tenido una duración de alrededor de tres años, y es apenas el primer paso a una gran serie de animatrónicos de diferentes personajes de Disney.

Por editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.