En un día como hoy hace 40 años, el «Rey del Reggae» falleció a causa de cáncer, rodeado de su esposa e hijos. Bob Marley, a la edad de 36 años, dejó un legado musical que se convirtió en hito, siendo el principal difusor de ritmos folclóricos jamaiquinos.

Marley comenzó a desenvolverse en la escena musical desde muy temprana edad. Con tan sólo 18 años, formó su primera agrupación, The Wailers, con quienes grabó más de 20 sencillos de éxito a nivel nacional, a inicio de los años sesenta. Más tarde, en 1967, se disolvió para reformarse como The Wailers, con la influencia de sus nuevas creencias en la religión rastafari.

La banda pasó por varios sellos independientes, hasta que en 1972 firmaron un contrato con Island Records y lanzaron su primer álbum reggae, Catch A Fire, el cual a pesar de no haber sido un éxito, les brindó la oportunidad de realizar una gira en Reino Unido y Estados Unidos. Fue un año después, con su segundo álbum Burnin’, cuando Marley adquirió fama internacional con el sencillo «I Shot The Sheriff», el cual alcanzó el primer lugar en la lista de los sencillos más vendidos en EE.UU.

El ascenso musical de Marley fue rápido y constante, culminando su éxito profesional a finales de los años setenta y principios de los ochenta. Para esa época, el músico ya era consagrado como un pacifista apolítico y propulsor de la fe rastafari, quien promovía la paz y la reconciliación nacional. Organizó conciertos que apoyaban dichos fines, agrandando aún más su imagen pública como músico y líder social, lo cual significó un gran riesgo, ya que en 1976 fue herido por un disparo que resultó de un atentado de origen político.

Al año siguiente, en julio de 1977 le descubrieron una lesión en una uña del pie, diagnosticada como un melanoma cancerígeno. A pesar de su enfermedad, siguió adelante con su música y con sus actuaciones programadas, decidiendo no extirparse el cáncer ni someterse a tratamientos. De esta manera, preparó lo que sería su última gira mundial, en 1980.

Los últimos meses de Bob Marley

Su último álbum en vida fue Uprisinglanzado en mayo de 1980. Fue el doceavo álbum de estudio que el músico realizó. Contiene uno de sus más grandes éxitos, el sencillo «Could You Be Loved?», así como la canción que parecía aceptar su condición mortal, «Redemption Song».

Bob Marley & The Wailers era la mayor banda en gira de aquel año y Uprising estaba en todas las listas de Europa. Como parte de la promoción del álbum, se embarcaron en la que fue su más grande gira, rompiendo el récord de entradas vendidas durante su presentación en Milán, con 100 mil personas.

 

Tras la gira, Marley regresó a EE.UU., donde presentó dos espectáculos en el Madison Square Garden. Al día siguiente, como parte de su rutina, salió a trotar en el Central Park de Nueva York y repentinamente colapsó, sufriendo varias convulsiones hasta quedar en estado crítico, completamente inmóvil. Luego de varios estudios exhaustivos, los médicos lo desahuciaron, debido a que el cáncer se había extendido al cerebro, los pulmones y el hígado.

El resto de la gira fue cancelada y Marley viajó a Rottach-Egern, un pequeño pueblo de Alemania en el cual ingresó en una clínica para someterse a un tratamiento que parecía ser su única esperanza. El Dr. Jossef Issels sostenía que su método curaba tipos de cáncer que la medicina tradicional declaraba incurables. A raíz de ello, y como resultado de su inservible tratamiento con Marley, recibió múltiples denuncias por fraude y homicidio involuntario. Estuvo hospitalizado ahí durante cinco meses y una semana antes de su muerte fue trasladado a una clínica en Miami.

Durante sus últimos días de vida, y después de ocho meses luchando contra el cáncer, permaneció rodeado de su esposa, sus hijos y sus amigos cercanos. Murió la mañana del 11 de mayo de 1981, en el hospital Cedars of Lebanon, a causa de la expansión de cáncer y la metástasis producida en sus pulmones y cerebro. Sus últimas palabras fueron dirigidas a sus hijos Steven y Ziggy Marley: «El dinero no puede comprar la vida».

Bob Marley fue enterrado en Jamaica con honores del Estado, recibiendo la tercera mayor honra de la nación por su contribución a la cultura del país. El primer ministro de Jamaica, Edward Seaga, pronunció las palabras de despedida durante la ceremonia: «Bob Marley fue una experiencia que dejó una huella indeleble en cada encuentro. Un hombre así no se puede borrar de la mente. Él es parte de la conciencia colectiva de la nación».

Su funeral combinó elementos de la iglesia ortodoxa etíope con los de la tradición rastafari. El «Rey del Reggae» fue enterrado en una capilla próxima al lugar donde nació, con su guitarra Gibson Les Paul roja.

One Love: The Bob Marley All-Star Tribute, uno de los tributos en honor a Bob Marley, realizado en 1999. Fue dirigido por Ron de Moraes y contó con la participación de músicos reconocidos, como Erykah Badu, Tracy Chapman, Jimmy Cliff y otros. Míralo a continuación:

 

Por editor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.