El objetivo es preservar la vida de más de 2.000 seres humanos y de otras 500 especies de animales y plantas

La empresa espacial LifeShip ha iniciado la primera fase para establecer el primer banco de semillas genéticas de la humanidad en el espacio. Durante esta primera etapa, las muestras de material genético se guardarán en la Estación Espacial Internacional, las cuales han llegado esta semana a bordo de una nave espacial Dragon, perteneciente a la compañía Space X, de Elon Musk.

El objetivo de la empresa es establecer el primer banco espacial de ADN humano fuera del mundo, concretamente en algún lugar seguro de la Luna. Según las primeras informaciones, más de 2.000 personas han facilitado su material genético, y se ha recogido la huella genética de otras 500 especies diferentes de animales y plantas.

Tal y como explica la empresa, las muestras se preservan en una cápsula genética del tiempo fabricada por la organización Arch Mission, que comparte un módulo de aterrizaje lunar comercial con otras cargas útiles y misiones de la NASA.

El funcionamiento de la misión se basa en lanzar un cohete que, una vez puesto en órbita y tras dar unas cuantas vueltas alrededor de la Tierra para ganar altura, lanzará un módulo de aterrizaje, con el ADN, a una órbita de captura lunar que le permitirá aterrizar y mantenerse allí para siempre.

Objetivo

Permanecer en la luna para poder regenerar vida en la Tierra en caso de un desastre planetario

En cuanto a las cuestiones de seguridad, LifeShip ha asegurado que esta misión es legal y que cumple con todas las políticas de protección planetaria de la NASA. Así mismo, ha alegado que la cápsula cuenta con protección contra la radiación, y que se enviarán miles de copias de ADN para asegurar que puedan recomponerse si estos se degradan a causa del paso del tiempo. La empresa también calcula que el ADN podría recuperarse durante unos 10.000 años.

Sin embargo, no queda muy claro cuál es el objetivo final de este banco de ADN humano. Según la empresa, el propósito es que permanezca para siempre en la Luna para que una civilización futura lo pueda encontrar, y poder recrear vida en la Tierra en caso de una catástrofe planetaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.