Las agencias de seguridad mexicanas tenían 15.000 objetivos seleccionados para infectar con el programa espía

Una investigación coordinada por Forbidden Stories y Amnistía Internacional señala que podrían ser hasta 50 mil los números de teléfono identificados como de “personas de interés” -entre ellos abogados, activistas y periodistas- por la empresa NSO, creadora del malware espía Pegasus.

La investigación sugiere que existió un “abuso generalizado y continuo” del software Pegasus desde el 2016, aunque NSO insiste en que solo se ha utilizado contra delincuentes y terroristas.

De acuerdo con el medio, la investigación se realizó gracias a una filtración masiva de datos que habrían sido inicialmente conocidos por Forbidden Stories, una organización sin fines de lucro con sede en París, y por Amnistía Internacional, misma que se compartió con socios de medios como parte del conjunto de reportajes ‘proyecto Pegasus’.Aunque la presencia de un número telefónico en esa lista no revela que el dispositivo se hubiera infectado con Pegasus, o si fue intento de, las organizaciones consideran que los datos son indicativos de los posibles objetivos de los clientes gubernamentales de NSO, aunque en un análisis forense de algunos teléfonos se observó que varios de ellos tenían rastros del software Pegasus.

Entre los números telefónicos se encuentra el del reportero mexicano independiente Cecilio Pineda Brito, lo que según la investigación podría revelar cómo resultó una persona de interés para un cliente de México, semanas previas al asesinato del periodista. Asimismo, hay otros 180 números de comunicadores de medios como Financial Times, France 24, The Economist, Associated Press y Reuters.

El análisis de los datos revela que el país cliente de NSO que incluyó más números (por arriba de los 15 mil) fue México, donde varias agencias del gobierno adquirieron Pegasus.

The Guardian y sus socios de medios revelarán las identidades de otras personas cuyo número fue hallado en la lista en los días siguientes.

En la investigación participaron más de 80 periodistas del mundo de 17 medios, entre ellos Proceso, The Washington Post, Le Monde, The Guardian, Radio France, The Wire, The Organized Crime and Corruption Reporting Project, Haaretz, entre otros, así como organizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.